Aprender inglés combinando distintos métodos y experiencias en Barcelona

Home / Blog / Consejos para aprender inglés / Aprender inglés combinando distintos métodos y experiencias en Barcelona

Aprender inglés combinando distintos métodos y experiencias en Barcelona

 

Donde estudiar inglés en Barcelona: diferentes alternativas urbanas.

Si te preguntas donde estudiar inglés en Barcelona, te alegrará saber que existen multitud de
opciones adaptables a tus horarios y ritmo diario.

En principio, debes recordar que sí, efectivamente, el inglés es una lengua trascendente, ya no solo
en el mundo profesional sino en el educativo y estudiantil. La mayoría de publicaciones científicas se
realizan en inglés y, de hecho, alrededor del 55 % de sitios en Internet han sido también escritos en
esta lengua. Para seguir la vibrante actualidad del mundo y compartir tus ideas a nivel internacional,
viajar y desenvolverte culturalmente has de saber inglés.

Igualmente, te interesará saber que existen actualmente alrededor de 1.200 millones de
angloparlantes en el mundo y que la mayoría son no nativos. A continuación, te ofrecemos algunas
ideas para que te sumes a ese gran grupo, te superes personalmente y añadas potenciales a tu
carrera.

Opciones en el entorno de tu ciudad

Para tu inmersión en el inglés no necesitas irte muy lejos ni invertir grandes sumas de dinero. Toma
nota de estas sugerencias.

 

Aprovecha la oferta cultural

Aprovecha el carácter multicultural de Barcelona y sus posibilidades. Seguro que tienes un concierto
interesante a la vuelta de la esquina y que se trata de una banda que actúa en inglés.
Puedes reunirte con tus amigos e intentar traducir y aprender esas letras que después podrás cantar
durante el show. Si bien el vocabulario artístico puede tomarse muchas licencias, seguro que te sirve
para atrapar un par de expresiones, verbos o frases coloquiales.
La pasión por la música es una gran oportunidad para potenciar la memoria de aquellas lyrics que
tanto te gustan.

Socializa con nativos

Sabemos que es difícil soltarse, pero es un paso que hay que dar. Procura dejar el sentido del
ridículo a un lado para unirte a grupos de actividades que fomentan el intercambio lingüístico.
Si te planteas cómo o donde estudiar inglés en Barcelona, haz una búsqueda en Internet y hallarás
una colorida oferta de gente interesada por un feedback cultural, del que tienes tanto que ganar como
ofrecer.

Busca cursos gratis o subvencionados

Igualmente, puedes acudir a tu centro cultural más cercano o investigar online qué alternativas
existen. Aunque muchos cursos pueden estar orientados prioritariamente a los desempleados, no te
costará encontrar los destinados a distintos tipos de asalariados e, incluso, estudiantes.
Merece la pena hacer ese research para informarte de las ayudas formativas a las que puedes optar.

Recurre a una academia establecida

Esta es una opción de calidad que te garantiza soluciones a tu medida en cuanto a nivel, horarios y
metas específicas.
En Symdiagonal apostamos por un método llamado Speak your mind centrado en los principios de
la simplicidad, la diversión al aprender y la inmediatez.
Se trata de una técnica dinámica y entretenida que te guía claramente en la sólida adquisición de un
vocabulario y de una gramática que pronto te llevarán a la soltura en la práctica.
Como ves, existen diferentes metodologías si estás considerando donde estudiar inglés en
Barcelona. En Symdiagonal proponemos un método efectivo, ameno y fresco, lejos de las
repeticiones y memorizaciones estériles para brindarte la autonomía necesaria to enjoy speaking
English.

Solicita tu prueba de nivel y veras como no tiene ningún misterio el idioma inglés!!

 

Recommended Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
aprobar el IELTS en BarcelonaDial niveles de inglés