¿Por qué hablamos mal en inglés?

¿Por qué hablamos mal en inglés?

Con frecuencia insistimos en lo importante que es empezar a perder el miedo a hablar en inglés. Pero una cosa es aprender a soltarse y otra el hecho de no ser consciente de nuestros errores, ni tratar de corregirlos con el tiempo. ¿Es verdad que hablamos mal en inglés los españoles? ¿Nos mal acostumbramos a construcciones verbales y formas de pronunciar que resultan poco comprensibles para los nativos de habla inglesa?

La verdad es que sí, y si tienes problemas para mejorar tu inglés desde hace mucho tiempo, lo más probable es que te hayas malacostumbrado a chapurrear cuatro palabras, pero sin llegar a hablar el idioma con propiedad.

Cómo saber si hablas mal en inglés

Has viajado y más o menos te puedes entender con otros turistas extranjeros. Tienes cierta autonomía para hacer peticiones, solicitar indicaciones o participar en una conversación de amigos.

Pero la cosa ya te supera si tienes, por ejemplo, que hacer un “speech” algo más largo, por ejemplo para una entrevista de trabajo, o una presentación en un máster o un doctorado.

Está claro que, en estos casos, con el inglés para viajar o el inglés de los turistas no llegarás muy lejos. Si hablamos mal en inglés, no nos van a entender. Necesitas dar un paso más avanzado, y sobre todo, necesitas saber desde qué nivel de inglés partes y qué vicios has ido adquiriendo a lo largo del tiempo.

Razones por las que hablamos mal en inglés

Aunque es posible que llegues a chapurrear el inglés y poder entenderte con un nativo, lo cierto es que es muy normal que te acabes atascando. Es decir, que notes que tu vocabulario no se amplía, con tu pronunciación sigue resultando extraña y a veces difícil de entender, o sencillamente, que has ido adquiriendo vicios a la hora de manejar el idioma.

De ahí la importancia de estudiar inglés en una academia de inglés en Barcelona que apueste seriamente por la autonomía del alumno, como hacemos en Speak Your Mind. Si hablamos mal en inglés, muchas veces es porque el método que usamos para aprender no es el adecuado.

Hay muchos motivos por los que hablamos mal en inglés, pero por resumir, podríamos explicarlo todo en una frase: hablamos mal en inglés porque lo estudiamos mal.

  • Primero, se nos impone que estudiemos toda la estructura del idioma y pasa demasiado tiempo hasta que empezamos a manejar el idioma en la vida real. Es decir, hay una deficiencia de la enseñanza del speaking en muchos centros educativos, que luego nos acaba pasando factura.
  • No estamos expuesto al vocabulario en inglés. A diferencia de por ejemplo otros países, donde las películas no se traducen y únicamente se ponen subtítulos, aquí estamos demasiado acostumbrados a no tener contacto ni exposición con el inglés, ni en el cine, ni en la cultura en general.
  • No se enseña muchas veces el inglés de forma natural y divertida, como un idioma práctico que podemos utilizar en nuestro día y en el que vale la pena seguir profundizando.

Cómo empezar a hablar bien en inglés y ganar fluidez

Para poder empezar a hablar bien en inglés, obviamente tienes que practicar. Pero esto no significa simplemente apuntarse a unas clases de inglés, ya que es probable que te pase como a muchos estudiantes. Que no logran mejorar el idioma y se frustran rápidamente cuando se ven enredados en decenas de ejercicios gramaticales.

Si quieres hablar mejor en inglés, entonces lo ideal sería que practicases de alguna de estas formas:

  • Aprende a presentarte en inglés y hablar de ti mismo: toda conversación va a girar siempre en torno a aquello que somos y podemos aportar. Nuestras aficiones, nuestro trabajo, nuestros gustos, etc. Lo ideal es tener algunas fórmulas que nos ayuden a romper el hielo, interesarnos por los demás y hablar de nosotros mismos.
  • Escucha muchas horas de inglés: imagínate que estás en un grupo en el que todos hablan en inglés y tú no te enteras de casi nada porque van muy rápido. Sin embargo, al cabo de un rato vas empezando a pillar el hilo de la conversación, aunque obviamente el problema es que hablan muy rápido. ¿Cómo te puedes llegar a acostumbrar a eso? Si todos los días oyeras a nativos hablando en inglés muy deprisa, acabarías acostumbrándote a su manera hilar las palabras unas con otras, de la misma manera que hacemos a veces en español o en catalán, sin dejar largos silencios entre palabras, ni hablar a trompicones.
  • Aprende el vocabulario que necesitas: si pudieras grabar todas las cosas que dices en español a lo largo del día, ¿de qué temas hablarías?, ¿cuántas palabras utilizarías? Sería muy importante que conocieras el vocabulario de los temas cotidianos que te importan, y sobre todo pensando en las conversaciones que sueles tener habitualmente a lo largo del día. Busca esas palabras en inglés y empieza a tener esas conversaciones en inglés, por ejemplo si tu interlocutor está estudiando también el idioma, te podría ser de gran ayuda.
  • Prueba a discutir sobre un tema: todos los días de temáticas de uso común, como por ejemplo si hace frío o calor, qué pensamos sobre asuntos de actualidad o qué nos gustaría hacer en el futuro. Debemos aprender el vocabulario para expresar opiniones y discutir sobre un tema.
  • Intenta hacer un monólogo en inglés: por ejemplo, utilizando algún programa de grabación en el ordenador, o con tu propio móvil, trata de grabar cualquier idea que te venga a la cabeza en inglés. Trata de pensar en inglés en voz alta durante unos 10 minutos o más, a ver cuánto necesitas para hacerlo. Te sorprenderá que incluso puedes llegar a ganar fluidez en el momento en el que hables de temas que te interesan o con los que te sientes cómodo.
  • Sal de tu zona de confort: aprender un idioma es como volver a ser niño. Por eso, la mayoría de las palabras que oigas a tu alrededor no te van a resultar comprensibles al principio. Pero, por eso mismo, es hora de que salgas de tu zona de confort. No escuches siempre lo mismo, busca otros temas.  Eso te ayudará por ejemplo a acostumbrarte al vocabulario de otras jergas que no dominas, o incluso acostumbrarte a diferentes acentos en inglés, que no son los más habituales.
  • Lee mucho en inglés: ¿Qué es lo que pasa a un español cuando lee muchos libros? Que aprende mucho vocabulario de su propio idioma. Pues bien, cuando lees muchos libros en otro idioma, también estás aprendiendo mucho vocabulario. Y eso afectará también a tu manera de hablar, a diferencia de si fueras una persona que nunca lee ningún libro, ya que tendrías un vocabulario muy limitado a la jerga de la calle. En Internet puedes leer mucho en inglés, te recomendamos que eches un vistazo a estos sitios legales para descargar libros en inglés.

Conclusión

Hablar mal en inglés no es ningún drama, y de hecho, podemos aprender a hablar bien en inglés fácilmente si utilizamos el método adecuado. El problema es que muchas veces no nos dan dado el enfoque más correcto y motivador para empezar a aprender a hablar inglés con fluidez.

En Speak Your Mind tenemos una idea completamente distinta de lo que significa estudiar inglés y por eso te ayudamos a hablar bien y a que te sientas a gusto con la manera en la que hablas inglés.

¿Te identificas con estas razones por las que hablamos mal en inglés?, ¿estás practicando nuestros consejos para ganar fluidez en inglés? Déjanos que te ayudemos. Te aseguramos que cambiando el método e identificando claramente los problemas se puede dar con la clave para empezar a avanzar.

Recommended Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
aprender inglés sin irte al extranjerométodos para aprender inglés