Pronunciación inglesa comparada con la española

Pronunciación inglesa comparada con la española

¿Cómo es la pronunciación inglesa comparada con la española?, ¿qué diferencias hay cuando los españoles dicen algo en inglés, a cuando lo dice un nativo? Pronunciar en inglés correctamente tiene una gran importancia para que te entiendan y también para transmitir una buena imagen.

En nuestros cursos de inglés en grupo hacemos énfasis en la necesidad de conocer la fonética para aprender bien el idioma. En este post te explicaremos algunos trucos para mejorar la pronunciación inglesa y puedas perder el acento español a la hora de hablar inglés.

Cómo es la pronunciación inglesa comparada con la española

Los españoles solemos tener muchos problemas a la hora de pronunciar en inglés. Una de las razones de ello es que no hemos aprendido bien los sonidos de las letras y los fonemas. Esto, a lo que no solemos dar mucha importancia, tiene un enorme peso en la manera en la que pronunciamos y también a la hora de hacernos entender.

Veamos algunos ejemplos sobre la pronunciación inglesa comparada con la española.

1. Distinguen entre la “s” y la “sh”

Si quieres sonar como un nativo, tendrás que aprender a pronunciar correctamente cuando hay una “s” y cuando una “sh”. Por ejemplo, no pronuncies “she” como si fuera una s normal, es una ese sonora, con un sonido parecido al de cuando mandamos callar a alguien: “sh”. De otra forma, alguien podría entender que estás diciendo “see”.

2. Pronunciación de la “v” y la “b”

En español tenemos tendencia a pronunciar la “v” y la “b” exactamente de la misma manera, mientras que en el inglés no sucede así. Por ejemplo, palabras como “violence, vendor, valley, vine, vacation, value” la uve se pronuncia de forma parecida a una “f”, aunque no es una “f”. Debemos poner los dientes superiores en los labios inferiores y luego pronunciar el sonido “v”.

3. La “i” larga y la “i” corta

Otro aspecto que distingue mucho la manera en la que pronuncian los ingleses y la forma en la que lo hacemos los españoles es la pronunciación de la “i”. No todos los sonidos “i” son iguales en inglés.

Podemos ver un ejemplo muy claro en las palabras “sleep” y “slip”. Mientras que en el caso de “sleep” es con una i alargada, que suena como dos veces, en el de “slip” tiene un sonido mucho más breve, fuerte y rotundo.

4. La pronunciación de la “z”

El sonido de la “z” en inglés no suena como la “c” española, sino más bien como un zumbido. Muchas veces se pone el ejemplo del abejorro para enseñar a pronunciar esta letra. En más de una ocasión en tu clase de inglés seguro que el profesor os ha puesto a imitir a los abejorros para aprender a pronunciar esta letra.

Pensemos así en palabras como “zebra”, “zoo”, “zero”, “zoom”, “zone” o “zinc” y trata de pronunciarlas de la manera adecuada.

5. Las diferencias entre “d” dental e interdental

En más de una ocasión, los estudiantes meten la pata a la hora de pronunciar las palabras “day” y “they”, como si la pronunciación fuera exactamente igual.

Al principio de la palabra, las letras “th” tienen un sonido interdental. Es decir, ponemos la lengua entre los dientes y dejamos salir el aire pronunciando la d.
En el caso de la letra “d” en day, la pronunciación es dental. Es decir, hay que colocar la punta de la lengua en los dientes superiores y dejar salir el aire.

Este problema con el sonido “d” es algo que tienes que corregir para no generar confusión, y sobre todo, para tener un acento en inglés mucho más depurado.

6. Mucho cuidado con las letras mudas

Palabras como «would», «talk» o «should» tienen algo en común: no se pronuncia la «l» que aparece antes de la consonante final. Si la pronunciamos, es un claro signo de que estamos todavía hablando con acento español y la verdad es que no suena nada natural.

Este error solemos cometerlo porque en español se pronuncian casi todas las letras que se escriben, salvo las «h» intercaladas. En inglés tenemos que hacernos a la idea de que no ocurre lo mismo y que la pronunciación inglesa comparada con la española puede variar bastante.

Pensemos que también ocurre lo mismo en palabras como «know» o «knee», sería imposible pronunciarlas si intentemos decir la «k» del principio.

7. No pronuncies la «h» aspirada como una «j» española

Si hablamos de la pronunciación inglesa comparada con la española, no hay que olvidarse de la jota. Éste es uno de los errores que muchos cometemos cuando intentamos hablar en inglés. Y es que nos hemos acabado acostumbrando a pronunciar la «h» como si fuera una jota española, cuando no es para nada así. Más bien, el sonido de la «h» debe tener un tono más suave, evitando ese carraspeo típico cuando pronunciamos una «j» muy acentuado en español.

Palabras tan fáciles como «hello», «how», «heavy» o «halloween» acabamos pronunciándolas mal, como si la «h» fuera una «j», cuando se trata de una «h» aspirada, dejando salir el aire suavemente por la garganta.

8. Presta mucha atención a los pasados regulares

Hay gente que pronuncia todos los pasados regulares en inglés acabados en -ed de la misma manera, como «id», cuando realmente no es así. Otro error es tender a omitirlos. Si por ejemplo queremos decir «I studied», debes pronunciar el -ed final, nunca omitirlo. Si lo que dices es simplemente «study», parecerá que lo estás diciendo en presente y la persona que te escucha se puede confundir.

Los verbos que terminan en -ed se pueden pronunciar de tres maneras diferentes:

  • id: como en por ejemplo «decided». Usamos este sonido cuando la última consonante del verbo es una «t» o una «d». En el caso del verbo «to decide», la última consonante es una «d», luego sí que lo podemos pronunciar como «id».
  • t: hay algunos verbos donde el «ed» se pronuncia como «t», una t muy suave. Como, por ejemplo, en «washed» o «dropped». Pasa en todos los verbos que terminan en «p», «k», «f», «s», «ch», «sh», «x» y «th».
  • d: este sonido lo vemos en algunas palabras como «called» o «loved», donde el sonido es «d». Suelen ser verbos terminados en «b», «g», «j», «m», «n», «l», «r», «th», «w», «v» y «z». 

Ahora bien, ten en cuenta que al final la mejor manera de aprender a pronunciar los verbos en pasado simple es acostumbrarse a oírlos. Hay también excepciones a estas reglas que sería bueno que aprendieras con la ayuda de un profesor de inglés.

9. No añadas «e» a las palabras que empiezan por «s»

Piensa que las palabras que empiezan por «s», como por ejemplo «speak», «study» o «scroll» se pronuncian con el sonido «s». Es decir, no tienes que añadir una «e», ni por escrito, ni a la hora de pronunciarlo. Haz el sonido «s», como si de una serpiente se tratara, y después pronuncia normalmente lo que sigue. Sonará mucho más natural que si añades el sonido «e».

10. Elimina las vocales de las sílabas débiles

Te llamará la atención que a veces los nativos a la hora de hablar dicen demasiadas consonantes seguidas, mientras que los españoles remarcamos mucho las vocales y no se sabe cuál es la sílaba fuerte y la sílaba débil. En inglés no es así. En las sílabas débiles tendemos a comernos la vocal, hasta el punto de que casi ni se escucha. Por ejemplo, en la palabra «husband» se pronuncia de manera más fuerte la sílaba «hus-«, mientras que la «a» de la sílaba «-band» tiende a perderse o pronunciarse de manera casi imperceptible.

¿Cómo pronunciamos el sonido «bnd»? No se trata de eliminar completamente la «a», pero sí hacerla mucho más pequeña y débil, debemos practicar los sonidos consonánticos si queremos hablar en inglés de manera que suene como un nativo.

¿Cómo es la pronunciación inglesa comparada con la española?

Como puedes darte cuenta, hay muchas palabras en inglés en las que tenemos que hacer un esfuerzo para pronunciar. Y no siempre se pronuncia como se escribe, es decir, una letra no tiene una única pronunciación, depende de cómo esté colocada en la palabra y de qué palabra sea.

Piensa que luego, aparte de la pronunciación inglesa comparada con la española, cuestión aparte sería acostumbrarte a las diferencias entre el inglés americano y el inglés británico, de lo que hemos hablado ya en este blog.

Nuestro deseo en Speak Your Mind es que puedas entenderte y manejarte con todos los acentos. Vivimos en un mundo en el que cada vez más gente habla inglés. Acostumbrarte a un único acento no resulta práctico, porque vas a conocer probablemente a personas de muchos lugares del mundo, y tenemos que estar preparados.

Lo mejor además no es sólo tratar de aprender reglas y más reglas de fonética. De nada sirve memorizar reglas si luego no sabemos desenvolvernos en inglés en una conversación no preparada o desestructurada. Acostumbrémonos a aprender la pronunciación a la vez que el vocabulario y todo dentro de su contexto.

¿Qué otras diferencias conoces entre la pronunciación inglesa comparada con la española?

Recent Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
cursos de inglés presencialesfrases y expresiones en inglés