Qué examen de inglés es más fácil

Qué examen de inglés es más fácil

TOEFL, IELTS, exámenes de Cambridge… Hay muchas personas que se preguntan qué examen de inglés es más fácil. Parece que, en función del tipo de examen al que te presentes, tienes más posibilidades de aprobarlo o de tener la nota que que estabas esperando.

Lo cierto es que hay algunos mitos sobre esto que deberíamos quitarnos de la mente si queremos ir mejor preparados. No se trata tanto de qué examen de inglés es más fácil, sino de si estamos mejor o peor preparados para el examen.

Lo que es fácil para unos, puede no serlo para otros; y cuando no hemos preparado un examen en concreto o vamos nerviosos, lo cierto es que ningún examen es fácil. Ahora bien, vamos a darte algunos consejos que te pueden ayudar a entender qué examen oficial es más recomendable para ti.

¿Qué miden los diferentes exámenes de inglés?

  • TOEFL: es un examen de inglés como lengua extranjera y muestra el dominio del inglés estadounidense. Lo más fácil: siempre obtienes una nota y un título, lo que te van a pedir en cualquier parte es una puntuación determinada como muestra de que tienes el nivel de inglés que ellos quieren. Lo que menos gusta: su validez es de sólo 1 año.
  • IELTS: es un examen de inglés estándar e internacional, que está principalmente orientado a personas inmigrantes que quieren demostrar sus conocimientos de inglés para obtener un visado o ser aceptados en una universidad. Lo que menos gusta: su validez es de 2 años.
  • Exámenes de Cambridge: son los exámenes de la Universidad de Cambridge y miden tus conocimientos de lo que solemos llamar inglés británico. Lo mejor de ellos es que no tienen fechas de caducidad, y lo peor, que tienen una nota mínima para aprobar.

¿Cuáles son los exámenes de inglés más fáciles?

Lo primero que debes tener claro es que el nivel de inglés de los diferentes tipos de exámenes tienen equivalencias más o menos similares según el Marco Europeo de Referencia de las Lenguas. Por tanto, si tienes un nivel de inglés C1, ya sea que tengas un Advanced que lo atestigue, o un TOEFL con la puntuación de entre 91 y 100 puntos, ese es tu nivel de inglés.

Tener una determinada nota en el TOEFL y conseguir el Advanced puede resultar más o menos parecido en nivel de dificultad, salvo con un par de diferencias.

1. Inglés americano vs. británico.

El inglés americano y el inglés británico pueden resultar más o menos difíciles según cuál hayas estudiado más. Ahora bien, para alguien que tiene un nivel avanzado de inglés estas diferencias pueden no resultar tan complicadas.

¿ Qué examen de inglés es más fácil? Depende de qué examen te hayas preparado más. Si te resulta más difícil el inglés británico que el americano, quizás tengas problemas en un examen y no en otro, y viceversa.

2. El tipo de examen

Si en el TOEFL se te da una titulación y un aprobado en cualquier caso (lo que se diferencia está en la nota), en el Advanced tienes que conseguir una puntuación mínima para aprobar.

Después de que se implantara el nuevo sistema de puntuación en los exámenes de Cambridge del 2015, esto sigue funcionando así. Y es que si por ejemplo obtienes una puntuación de 181 en el Advanced (el mínimo es de 180), tendrás un aprobado por los pelos, pero si sacaras una puntuación de 170, no pasarías el examen ni obtendrías la titulación.

En cambio, si te presentas al TOEFL, en cualquier caso tendrás una titulación, aunque ésta no demuestre que tienes un nivel C1. Ahora bien, míralo por otro lado.

Imagínate que te presentas al First Certificate, donde el mínimo es 160 y el máximo 190. A lo mejor sacas un 190, lo que significaría que obtienes una muy buena nota (A), pero la titulaciºón que obtienes seguiría siendo un First Certificate, aunque tuvieras nivel para sacarte el Advanced.

Por tanto, ¿ qué examen de inglés es más fácil si lo único que quieres es obtener una titulación, sea cual sea? Sin duda el TOEFL o el IELTS.

En el caso de los exámenes de Cambridge (KET, PET, First Certificate, Advanced, Proficiency…) tienes que sacar una nota mínima para aprobar. Y además, aunque saques una nota alta, seguirás obteniendo el certificado para el que te presentaste, algo que no pasaría con el TOEFL.

Conclusión: qué examen de inglés es más fácil

La experiencia también nos muestra que lo que la mayoría de nosotros queremos es tener una nota determinada y un examen determinado, dependiendo de lo que nos pidan en la institución a la que lo queremos presentar.

El TOEFL y el IELTS tienen la pega de que si no obtienes la puntuación que te requerían, a lo mejor el título luego no te sirve para entrar en la universidad u obtener el visado en el país de habla inglesa.

Por tanto, no pienses tanto en qué examen de inglés es más fácil, sino en qué puntuación y nivel de inglés necesitas obtener y qué exámenes te piden.

Recent Posts

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
pronunciacion inglesapronunciar palabras en inglés